Querido Smartphone…

 

Querido Smartphone, 

 

Sé que hace poco más de un año que llegaste a nuestras vidas, en un momento lleno de entusiasmo y curiosidad a partes iguales.

Parece mentira que hubiera un tiempo en el que no estabas entre nosotros, y es que en muy poco tiempo has sabido hacerte un hueco en nuestra familia.

¡Qué poco imaginábamos cuando llegaste lo que llegarían a cambiar nuestras vidas!

 

  •  Nos has permitido estar conectados en tiempo real con nuestros amigos y familiares.
  • Nos has abierto una puerta constante a la información, todas las dudas han podido ser resueltas.
  • Te has convertido en el aliado perfecto para inmortalizar recuerdos.
  • Nos has ayudado a distraer a los peques cuando hemos necesitado algo con qué entretenerles.
  • Nos has permitido estar accesibles y disponibles en cualquier momento del día.
  • Has convertido cualquier espera, por corta que fuera, en un momento de distracción.
  • Contigo han dejado de existir los silencios incómodos, siempre has tenido disponible un vídeo, una grabación o cualquier canción para ser mostrada y escuchada.

Son muchas las cualidades que te han convertido en la compañía perfecta, y sería imposible recopilarlas todas aquí…pero hay algo dentro de mí que me dice que algo está fallando, algo se ha desequilibrado en nuestra convivencia.

Nunca pensé que llegaríamos hasta aquí, pero ha llegado el momento de sentar las bases para nuestra relación:

  • No me pidas atención continuada, mi familia es más importante que tú.
  • No me distraigas cuando juego con mi hijo, quiero que sus ojos se encuentren con los míos cuando decida compartir conmigo sus risas, descubrimientos y ocurrencias.

  • No puedo estar siempre pendiente de tus sonidos y notificaciones, necesito mis momentos de desconexión, calma y paz.

  • No quiero darme cuenta de que me hijo me está hablando, o explicando algo, cuando ya lleva un rato haciéndolo (y odio ser incapaz de saber si lleva así segundos o minutos).

  • Vivir cada momento intensamente es más importante que preocuparme por compartirlo a través de ti.
  • Este no es el ejemplo que quiero dar a mi hijo, las personas que están frente a nosotros merecen nuestra atención 100%.

Son muchos los motivos que me impulsan a creer que estoy perdiéndome algo vital, esencial, así que, querido mío…ha llegado el momento de colocar a cada uno en su lugar y desconectar para volver a conectar con lo realmente importante.

Imagino que no te esperabas esto a estas alturas de nuestra relación, fue fácil sucumbir a tus encantos;  primero creí que te habías adaptado a nuestro estilo de vida perfectamente, hasta que descubrí que éramos nosotros los que nos habíamos adaptado a ti.

Nunca más tuya,

Una madre reconectada

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

Comments are closed.