Mi hijo no me escucha

 

Llega un momento en que nuestros hijos empiezan a hablar, a comunicarnos sus deseos, a transmitirnos lo que necesitan…y a partir de entonces también nosotros empezamos a esperar más de esta nueva habilidad.

No obstante, es frecuente encontrarnos con que nuestras expectativas acerca de esta nueva situación no se cumplen, nos cuesta hacernos entender, nuestros hijos no muestran interés en hacer lo que les pedimos y empezamos a pensar que quizás hayamos hecho algo mal.

¿Hemos sido demasiado permisivos? ¿Es necesario empezar a aplicar algo más de disciplina?

Muchas veces nuestros hijos no entienden exactamente qué es lo que esperamos de ellos.   Observamos la situación desde la perspectiva de un adulto y no nos damos cuenta de que ellos no entienden todos los matices.

Nuestros bebés no llegan a este mundo conociendo todas las normas y costumbres de nuestra cultura ni de nuestra familia; es misión nuestra enseñarles lo que se espera de ellos, pero sin pretender que lo hagan de la noche a la mañana.

En estos casos, en lugar de insistir en aquello que pueden y no pueden hacer, nuestro mejor recurso es convertirnos nosotros mismos en el ejemplo de lo que queremos que aprendan.

Una orden o instrucción verbal puede resultarles completamente extraña y carente de sentido, es mucho más fácil que imiten un comportamiento.

Además, frecuentemente nos adelantamos y damos una interpretación de lo que está pasando más basada en nuestra propia historia personal que en la situación real.

Si nos damos la oportunidad de observar a nuestrxs hijxs y preguntarles por sus verdaderas intenciones e inquietudes, descubriremos que la mayoría de las veces el problema reside en un fallo de interpretación por nuestra parte.

¿Te  gustaría contar con unas pautas para mejorar la comunicación con tus hijxs?

¡Dale al play!

 

¿Te ha resultado útil el contenido de este vídeo? ¿Tienes claro qué está fallando en vuestra comunicación y cómo podrías empezar a mejorarla?  ¡Deja tu comentario!

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

Comments are closed.