Me Distraigo Fácilmente: Cómo identificar y neutralizar distracciones

Me_Distraigo_Facilmente

Hay días en los que te levantas llena de energía, inspirada, con ganas de comerte el mundo…pero en pocos minutos descubres que nada de lo que te habías propuesto va a ser posible porque hay cosas que no dependen exclusivamente de ti.

Por muchos planes y buenas intenciones que tengas, hay un factor que juega siempre en tu contra.

Las distracciones.

 Distractores_Internos_Externos

Pequeñas interrupciones que te hacen desperdiciar tu tiempo tontamente, y eso es algo que no te puedes permitir cuando sientes que te faltan horas para poder hacer todo lo que quieres hacer.

Para aumentar tu productividad no necesitas tener más horas, sino sacar el máximo rendimiento de las que ya tienes.

[Tweet «Mamá, para aumentar tu productividad no necesitas tener más horas, sino sacar el máximo rendimiento de las que ya tienes.»]

Necesitas identificar cuáles son tus mayores distractores, los hay de muchos tipos, a veces son llamadas comerciales a horas intempestivas y otras veces son nuestros propios pensamientos intrusivos.

Siendo consciente de las situaciones en las que fácilmente te sales del camino podrás empezar a disminuir su impacto y aumentar tu capacidad para mantenerte enfocada, lo que a menudo se traduce en un ahorro de tiempo considerable.

 

Nueva tecnología programada para llamar tu atención

 

A día de hoy ya no sólo se pierde el tiempo viendo series de televisión o al utilizar un ordenador de sobremesa, con el paso de los años cada vez hay más artilugios luchando por captar nuestro interés en todo momento.

Con la llegada de los teléfonos inteligentes y las tabletas, nuestras vidas se han llenado de notificaciones acústicas, vibraciones y llamadas telefónicas, a todas horas, estemos donde estemos.

Hoy en día es mucho más fácil distraerse, la tentación viaja siempre contigo.

 

Distracciones versus Interrupciones

 

Aunque tendemos a emplear estos términos como si fueran sinónimos, lo cierto es que son algo totalmente distinto y precisamente conocer sus diferencias nos ayudará a eliminarlas o minimizarlas.

Las distracciones siempre son internas, son algo que creas tú misma, que nacen y provienen de ti, como puede ser la necesidad de consultar compulsivamente tus mensajes de whatsapp, perder el tiempo en redes sociales o hacer escapadas a tu nevera.

En cambio, las interrupciones siempre son externas, las provocan otros  con sus visitas, llamadas, interrupciones, etc.

Es importante saber diferenciarlas porque cada una te afecta de forma distinta y la forma de neutralizar su efecto también será diferente.

 

Interrupciones

 

Si algo caracteriza este tipo de distracciones es que son inesperadas e impredecibles; pero como contrapunto positivo son mucho más fáciles de ver e identificar.

Aunque escapan a tu control y no sabes cuándo se van a producir puedes evitar su efecto aprendiendo a protegerte y gestionándolas con eficacia.

Como mamá a tiempo completo me atrevo a decir que en el 90% de las interrupciones que sufres provienen de tus hijxs.

Eres su referente, la base desde la que exploran su entorno, su persona de confianza… Que recurran a ti para cualquier cosa es completamente normal.

Si trabajaras en una oficina y estuviéramos hablando de unos compañeros de trabajo con un don para la inoportunidad, sería tan fácil como cerrar la puerta, desviar las llamadas al contestador automático o mantener un horario de visitas.

Pero no es el caso.

Si estás en casa es porque quieres disfrutar de su crianza en primera persona, y eso implica mucha sensibilidad y disponibilidad física y emocional.

 

Cómo minimizar el impacto de las interrupciones

 

Intenta conocer los ritmos biológicos de tus hijxs, saber a qué horas suelen tener hambre, en qué momentos necesitan un descanso o cuándo su necesidad de acción y movimiento debe recompensarse con una salida al aire libre o una visita al parque.

Con sus biorritmos en mente, deja las tareas que requieran mayor concentración para los momentos en que duerman y aprovecha las horas en que tú vas a medio gas para estar al 100% con ellxs.

Para el resto de interrupciones, te recomiendo encarecidamente que seas muy asertiva con tu necesidad de concentración.

Pacta momentos del día en los que no se te va a poder interrumpir a no ser que sea una verdadera urgencia (y no, no encontrar algo en la nevera no es una urgencia).

Un truco que funciona genial es llevar auriculares , aunque no estés escuchando nada!  El simplemente de verte «ocupada» les va a hacer plantearse dos veces si la interrupción es necesaria o no.

Desconecta el teléfono fijo, silencia tu móvil o incluso el timbre de la puerta si no quieres interrupciones de ningún tipo.

 

Distracciones

 

¿Te has visto alguna vez completamente sola en casa, con todos los distractores externos completamente bajo control y aún así incapaz de concentrarte en lo que necesitabas hacer?

Ah amiga…eso es precisamente porque hay otro tipo de ladrones de tiempo que no tienen nada que ver con lo que ocurre a tu alrededor, sino que provienen de ti misma y son mucho más difíciles de controlar.

[su_list icon=»icon: star» icon_color=»#a7bb2c»]

  • Esa necesidad de ver qué están echando en la tele.
  • Consultar tus e-mails.
  • Intentar ponerte al día de todo lo que sucede en las redes sociales.
  • Comprobar si hay algo en tu nevera que te pasó por alto en tu última visita.
  • Decidir hacer llamadas que no son para nada imprescindibles.
  • Y un largo etcétera.[/su_list]

Muchas de estas conductas suelen estar originadas por el miedo o el aburrimiento, se apoyan sobre pensamientos, miedos y creencias inconscientes, y muchas veces se trata de pequeños auto-sabotajes que nos infligimos.

 

Cómo eliminar distracciones

 

Aunque parezca una tontería, presta atención a tus necesidades fisiológicas, un exceso de sueño o cansancio, o el simple hecho de llevar muchas horas sin comer pueden dar lugar a distracciones fácilmente evitables.

Una vez cubierta esa parte, hay otro tipo de situaciones que pueden hacerte perder demasiado tiempo.

Por ejemplo, es difícil calcular el tiempo que llegas a pasar surfeando en la red si no te has propuesto una actividad en concreto y también es muy fácil distraerte con algo que están poniendo en televisión si no tenías clara tu planificación para ese día…

Cuando tengas que hacer una tarea muy concreta, prueba a ponerte algún tipo de aviso, alarma o temporizador.

El simple hecho de saber que dispones de tiempo limitado y fijado de antemano, te va a ayudar a mantenerte focalizada.

Otro recurso que puede ser de mucha utilidad es tener siempre a mano una lista de tareas pendientes.

Para capturar pensamientos nada mejor que un soporte físico o digital donde anotar aquellas ideas o recordatorios que crucen por tu mente en cada momento.

Un simple bloc de notas puede liberarte de la presión interna de salir corriendo a hacer otra tarea por el simple hecho de haberte acordado de ella, temiendo olvidarte si no lo haces inmediatamente.

También es muy importante tener claras tus metas, tus propósitos, pero con eso no es suficiente, podemos perder la energía por el camino.   Para mantener esa motivación a largo plazo puedes recurrir a los recordatorios.

Coloca en lugares visibles notas de lo que te habías propuesto para que puedas recordarte a ti misma por qué es importante para ti.

Si te pierdes cada vez que tienes que hacer algo en tu ordenador, porque te puede la tentación de ir saltando de una página a otra, puedes instalarte una aplicación como LeechBlock, en la que podrás configurar qué páginas quieres limitar, durante cuánto tiempo o en qué franja horaria no quieres tener acceso, por ejemplo.

Si quieres aprender a gestionar tu tiempo, es importante que sepas identificar qué tipo de interrupciones o distractores son los que más te afectan y encontrar la forma de poder neutralizarlos.

Conseguir controlar nuestras distracciones no es fácil, pero para gestionar bien tu tiempo debes aprender a protegerlo y poder utilizarlo en aquello que realmente quieres hacer, aquello que marca la diferencia y da significado a tu vida.

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

2 Comments

  • Andres

    18 febrero, 2017

    Dios te bendiga acabo de darme cuenta hace unos pocos minutos que todos los problemas que han sucedido durante la mayor parte de mi vida han sido provocados por falta de concentración me podría distraer fácilmente en la web, conversando, chateando, revisando correos, cuando estoy solo y debo concluir una tarea incluso con mis propios pensamientos, o cualquier otra actividad que consuma tiempo innecesariamente, te agradezco mucho ya que literalmente me haz salvado y aclarado mi mente de la oscuridad en la que se encontraba.

    • Neus Virgili

      18 febrero, 2017

      Cuánto me alegra oír eso Andrés! La concentración y el foco son esenciales para cualquier cosa, así que es de vital importancia protegerlos para obtener buenos resltados 😉