3 Estrategias para Conseguir Más Cosas Cada Día

como_conseguir_mas_cosas_cada_dia

 

Hoy quiero compartir contigo mis 3 estrategias principales para conseguir más cosas cada día.

Imagino que si estás aquí es porque tienes muchísimas cosas por hacer y te cuesta organizarte, o en el momento en que aparece de repente ese tiempo libre que necesitas, no sabes exactamente por dónde empezar ni qué es prioritario y acaba pasando el tiempo tontamente sin que tú consigas resultados.

Así que si te gustaría encontrar la forma de sacar el máximo partido a tu tiempo, este vídeo es para ti.

 

Lo que voy a contarte a continuación viene a raíz de una reflexión que he hecho a partir de comentarios que he ido recibiendo de personas que me preguntaban «¿Cómo lo haces para hacer tantas cosas?».

La respuesta a esta pregunta no es rápida ni automática, no te puedo decir «Mira sí, yo hago esto y esto y esto y hazo tú también de forma exacta y te va a funcionar«.

Esto no va así.

Lo que he hecho ha sido reflexionar y fijarme en qué tipo de estrategias o planteamientos tengo con mi tiempo y mi organización de forma que otras personas puedan aplicarlos y adaptarlos a su forma de ser y también les funcione.

Así he llegado a la conclusión de que en mi caso hay 3 pilares fundamentales que me permiten ser resolutiva y conseguir lo que me propongo.

 

Siempre con el fin en mente

 

Lo primero de todo es que siempre tengas el fin en mente.    Y para eso necesitas tener muy claro:

 

  • Qué es lo que quieres conseguir.
  • Hacia donde te estás dirigiendo.
  • Cuáles son tus metas y tus objetivos.
  • Por qué lo estás haciendo.
  • Qué es lo que quieres haber conseguido al final del día.
  • Qué es lo que quieres haber conseguido dentro de un año, de tres o de cinco.

 

Necesitas tener una brújula, algo que te permita saber si las acciones que estás tomando te están acercando o no hacia lo que has decidido que quieres conseguir.

Debes tomar ese tiempo para reflexionar qué es lo que quieres, en cualquier aspecto de tu vida.

Te voy a poner un ejemplo de algo que he hecho hace pocos días.

He reformado el salón de casa y antes de ponerme con ello hice un trabajo previo para saber qué funcionalidad quería darle al salón.

Qué aspectos quería que incluyera: si quería almacenaje, qué tipo de almacenaje, si quería un rincón de lectura, un espacio de trabajo…

Todo esto es un trabajo que tienes que hacer previamente y que debes tener en cuenta.

Luego viene toda la parte operativa: que si tomar medidas, ver dónde encajan los muebles…

En cualquier cosa que emprendas no puedes improvisar, tanto si es la reforma de una casa, como si es el lanzamiento de un nuevo producto, como si es la educación de tus hijos.

No se puede ir improvisando.

Cuando improvisamos nos auto-boicoteamos, es la forma más rápida de perder de vista lo que realmente queremos y hacer cualquier cosa que no nos lleva a ningún lado.

Ocupados podemos estar todo el día y todo el día podemos estar haciendo cosas, pero no queremos simplemente estar ocupadas, lo que queremos son resultados, objetivos, satisfacción, ver que nuestra vida avanza, ver que crecemos, ver que estamos consiguiendo lo que nos habíamos propuesto.

Y para todo eso tenemos que dejar de lado la improvisación.

Por casualidad las cosas no suceden; si no hacemos nada, nada cambia.

Así que lo primero cada día y para cualquier tarea que quieras emprender es tener claro qué es lo que quieres conseguir y si eso te está acercando a tus objetivos.

 

Automatizar para no empezar de cero cada vez

 

Cuando ya tengo claro lo que quiero conseguir, cuando ya he hecho ese ejercicio de establecer metas, objetivos y rutinas que me ayudan a alcanzar mis metas, lo que tengo que procurar es no perder tiempo de forma recurrente, vez tras vez, con las mismas cosas.

Y para eso lo que yo hago es automatizar todo lo que puedo en mi trabajo on-line (si este es un tema que os interesa, me podéis dejar vuestros comentarios y os hablaré de las herramientas que utilizó para automatizar esta parte).

Piensa en todo lo que puedas sistematizar, todo aquello para lo que puedas preparar una hoja de comprobación con todo el proceso, una especie de check-list con todas las tareas que tienes que hacer de forma recurrente.

Puede ser algo que utilices por ejemplo para las tareas del hogar, sabiendo que dentro de cada mes hay una serie de tareas que tienes que hacer para que tu hogar se mantenga organizado; todas las que tienes que hacer diariamente, todas las que tienes que hacer semanalmente…  No es necesario que cada vez que vas a ponerte a hacer algo tengas que pensar «¿Y ahora qué hago?».

Es mucho mejor si tú ya has tomado ese tiempo para confeccionar un registro de todo lo que hay que hacer y simplemente vas siguiendo un orden.

Es algo sobre lo que vas a poder trabajar y hacer más modificaciones, por supuesto, pero no inviertas energía cada vez en pensar qué tengo que hacer ahora?!

Todo lo que puedas automatizar, hazlo.

Si tienes hijxs una vez al año vas a estar organizando una fiesta de cumpleaños, pero cada año durante varios años y estará genial si tienes tu lista de comprobación de todo lo que haces para organizar una fiesta de cumpleaños:

 

  • Decidir los invitados.
  • Invitarlos.
  • Estar pendiente de la respuesta.
  • Saber cuánta gente va a venir en total.
  • Comprar regalos.
  • Comprar la decoración.
  • Preparar algo de decoración en formato DIY.
  • Buscar inspiración para la decoración, juegos…
  • Música que vas a poner.
  • Si va a ser una fiesta temática…

Todo esto son tareas relativamente sencillas, pero son tareas que vas a hacer de forma recurrente y que cuando tengas una lista de comprobación vas a poder automatizar y tener un sistema.

Dejarás de perder tiempo cada vez en pensar cómo hacerlo.

Tendrás una guía que seguir y vas a liberar toda esa carga mental que podrás utilizar para otras cosas.

Y evitarás sustos y olvidos de última hora porque contarás con un registro de lo que hay que hacer.

Es tan importante tener claro lo que quieres como invertir el mínimo de energía necesaria para que eso salga adelante.

Y eso se consigue automatizando y creando procesos propios de mantenimiento del hogar, de tu emprendimiento o cualquier cosa que hagas de forma recurrente.

 

Conocerte muy bien

 

El tercer aspecto fundamental para mí es que conozco muy bien mis debilidades y no dejo que me pasen factura.

Cuando tú ya tienes claro lo que quieres hacer y has encontrado una forma óptima de hacerlo, ¿qué puede detenerte?

El motivo más frecuente de que no hagamos algo o no consigamos más cosas normalmente somos nosotras.

Somos nosotras las que nos estamos distrayendo, las que estamos dejando que nos interrumpan demasiado, dejando que nuestros miedos nos bloqueen…

Y ese es el tercer pilar sobre el que trabajo de forma muy consciente.

Tengo activada una especie de alerta introspectiva y voy haciéndome preguntas sobre la marcha sobre lo que estoy haciendo:

¿Está tarea es prioritaria?

¿Es imprescindible que atienda a esta distracción que me roba la atención?

¿Estoy simplemente despistándome?

¿Estoy procrastinando porque no me apetece hacer lo que tengo que hacer?

 

Necesitas conocer todos los detalles de tus interrupciones

 

Se trata de conocer muy bien cuándo aparecen tus interrupciones, conocer muy bien quién te interrumpe…

Las interrupciones vienen siempre de fuera, pero tú puedes controlarlas, no las puedes hacer desparecer porque no dependen de ti, pero sí puedes conocerlas.

Tú puedes saber si tus hijos son los que te interrumpen todo el tiempo.

Si te interrumpe tu pareja.

Si te interrumpe tu suegra que llama todo el tiempo…

Todo esto lo puedes conocer y poner medidas para que no te interrumpan si no es realmente imprescindible, y lo puedes hacer de muchas formas:

 

  • Desconectando el teléfono o el timbre de la puerta.
  • Poniendo un horario.
  • Escapándote a algún otro sitio si no hay otra manera.
  • O haciendo notar a esa persona si esa interrupción es realmente imprescindible o no.

 

A veces te están interrumpiendo y simplemente eres tú la que da permiso para que esa persona te interrumpa más tiempo, porque te interrumpen por algo que no es realmente prioritario pero tú automáticamente das respuesta.

Eso sí que se puede controlar.

 

Dominar tus distracciones

 

Redes sociales, móviles, chats…. Internet es de lo peor 😛

Necesitas conocer muy bien qué es todo aquello que te distrae y poner las medidas necesarias.

Existen formas de sobreponerte si lo que falla es tu fuerza de voluntad para evitar que toda tu energía se disperse debido a una distracción.

Esto es aplicable a interrupciones y distracciones, cualquier cosa que corta nuestro flujo de energía y de trabajo se lleva por delante todo el tiempo que hemos tardado en lograr concentrarnos.

Tardamos una media de 20 minutos en concentrarnos, y cada vez que alguien nos interrumpe, esos 20 minutos se ponen a cero y tienes que volver a empezar.

Por eso es muy importante que tomes consciencia de cuáles son tus debilidades:  que si hacer viajes a la nevera, que si tengo hambre, que si me distraigo, que si miro en amazon….

Es fundamental que todo eso lo conozcas muy bien y pongas todas las medidas necesarias para que no te pase factura.

 

Estos son los 3 pilares fundamentales sobre los que se sustenta mi organización, pero luego hay otro tema que es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos las mamás emprendedoras, las mamás a tiempo completo, las mamás con hijxs que no van a la guardería…

Compartimos nuestro tiempo con ellos y no tenemos un control absoluto sobre a qué hora vamos a estar libres o no porqué depende de lo que suceda cada día.

Como esa es una necesidad que debemos cubrir, porque a veces el tiempo aparece cuando menos nos lo esperamos; voy a preparar una serie de vídeos especialmente orientados hacia el «No tengo tiempo, qué puedo hacer en 5 minutos, qué puedo conseguir en 10 minutos…».

Mi objetivo es que cuando esas burbujas de tiempo inesperado aparezcan, tengas información suficiente para poder reaccionar, adaptarte y poder aprovechar hasta el último minuto.

¡Un besito!

 

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

2 Comments

  • Iván

    12 abril, 2016

    Hola Neus,
    El tema de la organización para mi es fundamental. Dedico muchísimo tiempo a pensar y establecer sistemas que me ayuden a alcanzar mis objetivos. Desde que conocí GTD me he volcado de pleno en esta metodología. Si no la conoces te animo a que le eches un ojo. Hay bastantes blogs que hablan del tema, pero mi preferido es de Óptima Infinito.

    Me parece clave el tema de empezar «con un final en mente» (7 hábitos… de Stephen Covey). Yo me estoy haciendo un «mapa mental» al que poder recurrir para no perder de vista mi «misión personal». Ya lo sé, puede parecer algo friki y flipado, pero es que soy bastante friki: uso Trello, Facilethings, Draw.io, … y procuro automatizar todos las tareas que pueda…

    En fin, que me encanta este tema que tratas de la organización y espero que publiques más.
    Un cordial saludo.
    Iván.

    • Neus Virgili

      13 abril, 2016

      Gracias Iván por tus aportaciones, friki?!?!?! Qué vaaaaaa, algunas aplicaciones que comentas las conozco, otras no, voy a intestigar 😀

      Hace meses que estoy usando el sistema Bullet Journal, para las personas que somos más de tocar y recurrir a algo físico para organizarnos, está genial. Tiene una página oficial en inglés donde en pocos minutos puedes hacerte una idea de cómo funciona. Échale un vistazo si puedes.

      Los temas de organización y productividad ME APASIONAN, así que sí, voy a seguir publicando y reflexionando sobre el tema.

      Mil gracias por pasarte a comentar.

      Besotes!!!!