Conoce las ventajas de las manualidades en familia

 

Algunos padres son unos auténticos genios con las manualidades, su creatividad y ejecución es digna de admirar, mientras que para otros, conseguir cortar un papel en línea recta ya es todo un logro.

No importa en qué grupo te encuentres, despertar el interés de tus hijos por las manualidades puede ser beneficioso para todos los involucrados.

Hay pocas cosas que consigan unir tanto a una familia como las manualidades y la artesanía.

¿Quieres conocer sus beneficios?

 

  • Construyen su creatividad:

 Las mentes en desarrollo necesitan una salida creativa y las manualidades ofrecen la oportunidad a los niños de usar su imaginación.

Son muchas las habilidades que se desarrollan:  aprender a resolver problemas, explorar alternativas y… ¡quién sabe!, podría sentar las bases para una pasión que les acompañará de por vida.

Para los padres, realizar este tipo de actividades nos ayudan a reducir los niveles de estrés y a promover el uso de nuestro cerebro de forma distinta a cómo lo utilizamos en nuestras tareas diarias.

  • Aprendendizaje de competencias básicas:

 Con las manualidades los niños pequeños aprenden a seguir instrucciones.  Esto puede parecer una habilidad muy básica, pero seguro que conoces a algún adulto que tiene serias dificultades con este tema.

Mientras los niños realizan este tipo de actividades, aprenden a secuenciar y a relacionar causa con efecto.

Casi cualquier tipo de actividad manipulativa promueve la coordinación mano-ojo, a su vez, aprenden a usar tijeras, medir diferentes objetos y a desarrollar competencias que les van a ser útiles en el futuro en su vida cotidiana.

  • Oportunidad de hablar, reforzar lazos y confianza:

 En nuestras vidas tan ocupadas, parece que sabemos menos acerca de nuestros hijos de lo que sabían las generaciones anteriores.

Las actividades pasivas como ver la televisión, hacen poco para estimular la conversación, pero cuando estás manipulando o creando algo juntos, hablar es algo natural y se convierte en una excelente oportunidad para poner en común intereses, inquietudes o sencillamente conversar sobre el día a día.

  • Las manualidades nos ayudan a relajarnos:

 Es maravilloso para los niños mantenerse activos, pero hay momentos en los que necesitan calmarse.

Si tu hijo se encuentra alterado o exhibe un exceso de energía cuando se acerca el momento de ir a la cama, trata de llevar a cabo actividades manuales durante el día, suele llamarles la atención lo suficiente como para concentrarse,  permanecer sentados durante un tiempo e ir reduciendo el ritmo de actividad gradualmente.

  • Supone una inyección de confianza:

Cualquiera que tenga un hobby de este tipo conoce la sensación de satisfacción y logro cuando se finaliza un proyecto.

Si multiplicas esa sensación por diez tendrás una idea bastante acertada de cómo se siente tu hijo cuando hace consigue algo.

Para los niños, realizar este tipo de actividades es una forma de contribuir a desarrollar una autoestima positiva.

  • Aprender a trabajar en equipo:

 Trabajar en un proyecto juntos es una gran manera de enseñar a tus hijos a colaborar con otra persona.

Esto les ayudará a desarrollar las habilidades necesarias para resolver conflictos pacíficamente y con eficacia.

También les permitirá descubrir sus fortalezas, aprendiendo que dar lo mejor de ellos repercute en que el proyecto entero salga mejor.

  • Momentos familiares irrepetibles:

En este sentido el resultado final es lo de menos, una vez finalizada vuestra manualidad, os servirá como recordatorio de los momentos de aprendizaje y diversión compartidos.

Como ves, compartir experiencias con distintas manualidades proporciona una oportunidad única de interactuar con nuestros hijos, y supone una experiencia de aprendizaje muy valiosa para ellos.

No te preocupes si no eres la mayor artesana del mundo, basta con estar dispuesta a intentarlo de todos modos, esta predisposición misma supondrá un gran aprendizaje para ellos.

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

Comments are closed.