Cómo disfrutar doblando la ropa (o cualquier otra tarea que detestes)

 

Hay tareas que por muy despejada que esté nuestra agenda, vamos postergando y postergando y postergando, esperando a que llegue el momento ideal en el que nos entre la inspiración y decidamos por fin tragarnos ese sapo

Pero nada…

Siempre hay algo mejor que hacer.

 

La tarea constantemente aplazada

 

Suelen ser esas tareas que sentimos como una obligación, contra las que nos resistimos… incluso aunque sepamos que nos ayudan a cumplir nuestros objetivos personales!

Y es que resulta que por sí mismas no nos gustan, ni nos motivan y nos dan una pereza horriiiiiiiiiiiiible.

Admitámoslo, hay tareas que nos aburren, otras que no nos interesan lo más mínimo…y luego está aquella tarea doméstica que directamente no soportas.

como_disfrutar_doblando_la_ropa

 

¿Hay alguna tarea que realmente aborrezcas? ¿Que intentes evitar con todas tus fuerzas?

En mi caso creo que lo que se lleva la palma es cambiar las fundas de los edredones nórdicos

¡Quéeeeeee perezaaaaaaaaaaa por diosssssss!

Especialmente cuando estás a puntito de meterte en la cama totalmente reventada y descubres que por la mañana quitaste la ropa de cama para poner una lavadora… pero algo que eres incapaz de identificar pasó a medio camino que ya no volviste para colocar las sábanas limpias…hasta ahora.   Grrrrrr.

Aunque existen diferentes estrategias para hacer frente a las tareas más aburridas, para afrontar esa tarea que nos desquicia, me ha encantado la propuesta de Gwen Whitfield en su blog The Bold Abode, porque va un paso más allá y nos invita a realizar un ejercicio de visualización creativa.

Nos propone imaginarnos a nosotras mismas haciendo la tarea en cuestión, ¡pero disfrutando de ella!

Imaginándonos en acción, con una sonrisa, avanzando de forma ágil, sin tener que hacer un esfuerzo consciente, sólo haciéndola y disfrutando de los resultados.

¿Qué te parece? ¿Te animas a probarlo?

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

6 Comments

  • Jessica Gestoso

    14 abril, 2015

    Lo pruebo y si funciona te cuento 😉

    • Neus Virgili

      14 abril, 2015

      La visualización creativa es una herramienta muy potente… Y está claro que construimos nuestra realidad con los pensamientos que tenemos…así que…puede ser todo un descubrimiento!

  • alejandra

    15 abril, 2015

    Voy a probar igual!

    • Neus Virgili

      15 abril, 2015

      Claro que sí! Ya nos cuentas. Un besote!

  • Yolanda Lorenzo

    21 abril, 2015

    A mí me encanta poner lavadoras ( si, soy así de rara) pero a continuación viene el sufrimiento de la tarea interminable…. tender lo tolero, no es que me ponga a bailar Sevillanas cuando tengo que hacerlo, pero se pasa. Perooooooo doblar y guardar ¡No lo soportoooooo! Así que, si con esos consejos consigo que esa tarea se convierta hasta en productiva, vamos soy capaz de aprender a dar palmas con las orejas.

    • Neus Virgili

      25 abril, 2015

      jajajajajja pues a mí en general esta es una tarea que me relaja muchísimo! Especialmente lo de tender!! Si es que hay gente pa tó! ¡Quiero ver fotos de esas palmas eh! 😛 Un besote preciosa!