Madre Soltera por Elección – Entrevista a Eva María Bernal

Hoy tengo el placer de entrevistar a Eva María Bernal, fundadora de CreandoUnaFamilia.net, una página creada para ayudar a las personas que están en reproducción asistida.

EntrevistaEvaMariaBernal

Fotografía de Adrian Stoica © Eva María Bernal

A Eva no la conozco en persona (todavía), pero hace meses que coincidimos en un grupo de mamás emprendedoras en Facebook y puedo deciros que me encanta todo lo que transmite.

Hoy nos va a contar cómo fue su camino hasta convertirse en madre y cuáles son los retos a los que se ha enfrentado como mamá de familia numerosa.

Bienvenida Eva, para aquellos que no te conozcan, cuéntanos un poco sobre ti y tu particular camino hasta convertirte en madre.

Bueno, tenía 37 años y no tenía pareja…y viendo que las ganas de tener hijos me acompañaban desde hacía años decidí tener hijos yo sola por reproducción asistida.

Empecé a principios de 2004, hace casi 10 años.  Fue un camino complicado porque aunque me quedaba embarazada, los embarazos no salían adelante.  Tuve en total 4 abortos para tener a los 3 niños.

Durante el duro camino hasta convertirte en madre,  ¿qué recursos te fueron útiles para sobrellevarlo y seguir firme en tu meta?

Una vez decidido que ese era el camino me di seis meses más para afianzar la decisión, ver que lo que sentía era real y que ya no quería dejar pasar más tiempo.

Luego, durante los tratamientos, especialmente buscando al segundo (que luego fueron segundo y tercero, mis mellizos)  hice terapia, me estuvieron acompañando porque fue muy complicado.

¿Cuáles fueron las principales diferencias entre el embarazo del mayor y el de los mellizos?

Un embarazo lo tuve con 38 años y el otro con 43.  Aunque no tenía que hacer reposo por el embarazo de mellizos, sí que quería estar lo más tranquila posible y lo llevé muy bien.

Con un segundo embarazo no puedes descansar tanto como quisieras porque ya hay otro niño para atender.  No obstante, como él tenía 5 años me dio bastante margen.

¿Cómo vivió la experiencia tu hijo mayor?

Saber que eran mellizos fue un shock para todos, como mamá sin pareja pasar de uno a tres fue muy fuerte.  Él lo ha llevado como ha podido, con sus hermanos muy bien, lo que ha tenido es más enfado conmigo, pero no creo que tenga tanto que ver con que no haya otro adulto en casa sino con que nacen dos hermanos.

Y tú, cómo viviste el pasar de familia mono-parental con un hijo, a ser de repente familia numerosa?

Cuando me enteré pasé 48 horas muy complicadas, luego lo fue aceptando… Feliz porque tres era un número maravilloso con el que yo jamás me hubiera atrevido a soñar estando yo sola, jamás…  Pero una vez ya estuvo pasando pues era genial.  Y ahora, aunque paso momentos de locura, también estoy supercontenta.

¿Qué ha sido lo más difícil a lo que has tenido que enfrentarte?

 Lo más difícil ha sido gestionar a mi hijo mayor con ellos, porque con los pequeños es todo intendencia, cuando se ponen los dos a llorar o los tres a pedirme cosas con momentos muy complicados.

Para mí mi máxima preocupación estos meses ha sido mi hijo mayor, intento llegar y arreglarlo como pueda pero sí que siento que le ha afectado.

Siendo mamá de mellizos, seguro que puedes hablarnos de muchas cosas que nos cuesta imaginar a las que no hemos vivido esa faceta de la maternidad.  Lactancia, sueño, ritmos de cada uno… Y además, ¡compaginándolo con el cuidado de un hijo mayor!

 Mi hijo mayor mamó 3 años y los mellizos que ya han cumplido dos, ahora estoy intentando destetarlos de noche, que es lo que hice también con el mayor alrededor de los dos años.

Para mí es agotador lactar noche y día y creo que a los dos años ya me entienden mejor… y como yo quiero tener una lactancia larga creo que es mejor que quitemos la noche para llevarlo mejor y poder seguir dándoles el pecho durante el día un año o dos más.

El ser mamá de mellizos es un reto constante porque te pasas el día inventándote las cosas.  Cuando tienes un solo hijo, le das de comer, lo pones a dormir… Pero ahora, hago la comida con los dos y les atiendo a los dos, cojo a uno cuando llora mientras el otro duerme…tengo que seguir inventándome el camino.

El cuidado de mi hijo mayor que ahora ya tiene casi 8 años lo voy alternando como puedo, se pasa mal… La sensación es que hay muchos más malos momentos de los que yo querría estar ahí y no puedo estar porque no llego.

La crianza con apego exige mucho esfuerzo, además los resultados tienden a verse a largo plazo.  Muchas mamás necesitamos un extra de energía y empatía para seguir los dictados de nuestro corazón y a veces nos preguntamos si hubiera sido posible hacer lo mismo en caso de haber tenido dos o más hijos.  ¿Nos compartes tu experiencia?

 Mi experiencia es que no se puede hacer exactamente lo mismo, pero no creo que eso sea un problema.  Para mí la base está en la actitud de la mamá, llego hasta dónde puedo, y hay cosas a las que no llego.

 Hay otras mamás de mellizos que dicen que sus hijos jamás han llorado, que todo es exactamente igual…yo no lo he vivido así para nada.

 Por una cuestión de logística creo que es imposible, haya un solo adulto o dos, creo que no se puede hacer lo mismo.  Pero no por ello creo que nadie haya que dejar de tener un segundo o un tercer hijo, no tiene mucho sentido, en mi opinión creo que es mejor restar un poco de atención a un niño y que tenga hermanos.

Dejamos aquí nuestra conversación con Eva, mañana vamos a seguir hablando con ella sobre el rumbo que tomó su vida profesional tras la maternidad y sus claves para organizarse.  Puedes leer la segunda parte de la entrevista aquí.

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

2 Comments

  • Ale

    16 enero, 2014

    Muy cierto, ser madre sola por elección no es nada, fácil. Tener un grupo de apoyo es tremenda ayuda, por eso estoy muy agradecida con mi familia, en su mayoría mujeres que son de gran ayuda para mi bebé y para mi.

    • Neus Virgili

      17 enero, 2014

      ¡Qué bien que hayas encontrado el apoyo y sustento que necesitas Ale! La presencia de una tribu es imprescindible para criar a nuestros hijos y en el caso de madres que deciden sacar su maternidad adelante en solitario aún más. Besos y gracias por comentar