Cómo ahorrar dinero casi sin proponértelo

Hoy quiero hacerte una propuesta que creo que te va a interesar especialmente si te gustaría contar con unos ahorros extra a final de año para pagarte unas vacaciones, para comprar los regalos de navidad sin agobios o para dedicarlos a cualquier otra cosa que tú quieras.

Suena bien, ¿verdad?

Pues en el vídeo de hoy te voy a hablar de un método para que puedas implementar un sistema de ahorro de forma gradual y prácticamente sin darte cuenta.

¡Dale al play!

 

 

Transcripción del vídeo:

 

Se trata de un reto que es muy popular en EE.UU y que se llama algo así como El Reto de Las 52 Semanas de Ahorro.

De lo que se trata es de ir adquiriendo el hábito de ir ahorrando, ir apartando una cantidad, de forma gradual.

Y la propuesta, por decirlo de algún modo, oficial, consiste en empezar la primera semana de enero e ir siempre apartando/ahorrando la cantidad de euros/dólares que equivalga a la semana del año en la que estamos.

Así en la primera semana del año ahorrarías un euro, en la segunda dos euros y así hasta llegar a la semana 52 en la que estarías retirando y ahorrando 52€ la última semana.

Habrías hecho 1,2,3…..hasta llegar a final de año en el que ya estarías retirando la penúltima semana 51€ y en la última 52€.

 

Pros y Contras

 

Los puntos fuertes de este método son que te vas haciendo al hábito poco a poco.

Si tú no tienes el hábito de ahorrar, si es algo que no has hecho nunca, puedes empezar las primeras cuatro semanas separando primero 1€, luego 2€, luego 3€, luego 4€…

Con lo cual vas instaurando este pequeño hábito, este pequeño gesto de ir separando poco a poco con unos importes que realmente no duelen, se puede apartar 1€ a la semana y luego 2€; son unos importes bastante insignificantes que no te suponen un esfuerzo desmesurado.

Y a medida que avanzan las semanas va avanzando la dificultad y así cuando te encuentras con las semanas que ya va costando un poco más, pues ya tienes el hábito más adquirido e incluso puedes empezar a pensar de dónde podrías ir sacando esos importes.

Te anima de algún modo, a analizar si hay alguna partida o hay algún gasto supérfluo que estés teniendo que podrías estar destinando a este ahorro.

La cantidad de ahorro final al terminar las 52 semanas es de 1.378€, ¿a quién no le gustaría tener ese importe de repente?

Es buenísimo ver que al final de  estas 52 semanas vas a tener un importe nada desdeñable para dedicarlo a lo que quieras.

Pero aunque no llegaras, aunque te cansaras a mitad de año o en cualquier momento, ya tendrías una cantidad ahorrada que de otro modo no lo habrías hecho.

¿Qué te quedas en 300€? ¡Pues genial!

¿Que son 600€?

¡Pues aún mejor!

 

Un pero gordo…

 

Hay una pega de este método y es que si lo empiezas en enero, cuando llegas al final del reto que son las semanas que más cuestan, cuando estás ya destinando cada semana 49€, 50€, 51€ y 52€, coincidirán con las épocas  de más gasto típicamente del año que son las fiestas navideñas… el último mes del año en el que la mayoría de las personas estamos comprando regalos, gastando el dinero en comidas, celebraciones, etc.

Entonces hay otra forma de hacerlo, sería hacerlo a la inversa: empezar el reto separando la primera semana esos 52€, la segunda semana 51€ y así ir bajando hasta que llegarías a diciembre en el que sólo tendrías que ahorrar 4, 3, 2 y 1€.

Quizás esta opción requiera un poco más de esfuerzo consciente, porque el hábito ya no lo estás haciendo con esas pequeñas cantidades , sino que tienes que decir Venga, saco 52€ de no sé dónde y los guardo.

 

Resultados instantáneos

 

Pero otra de las ventajas de hacerlo de este modo es que empiezas a notar resultados de forma inmediata, la satisfacción es instantánea, tras el primer mes tendrás ya unos 200€ ahorrados.

Si tú eres de las personas que prefiere una gratificación rápida, no tienes problemas para instaurar hábitos y te funciona más la recompensa ahora y no pensar que a final de año tendrás un importe considerable, esta puede ser tu opción, hacerlo al revés.

 

Un mix a tu medida

 

También se me ocurre que incluso podrías hacer un mix, hacer una forma variada teniendo clara la estructura y los diferentes importes que tienes que ir ahorrando, pero hacerlo de forma aleatoria según como a ti te vaya bien.

Por ejemplo, si esta semana te viene bien, acabas de cobrar y no hay muchos gastos más este mes y te viene bien y empezar con un importe de los grandes, pues adelante, separa uno de los importes fuertes.

Que luego resulta que dentro de dos semanas es final de mes y ya no te va tan bien, pues opta por uno de los pequeños.

Esta forma te ofrecería muchísima libertad y tú dedices qué importe apartas cada mes, pero teniendo clara cuál es la estructura, que esa es la gracia del método.

Quizás esta sea la opción que requiera más esfuerzo consciente, porque ya no se trata de un hábito ni de la rutina de ir aumentando, sino que tienes que ir pensando en qué cantidad vas a ahorrar y no es tan automatizado, pero para las personas que tienen cierta resistencia a seguir un patrón pre-fijado de antemano, o bien que tienen unos ingresos variables y no cobran cada mes lo mismo, es una muy buena opción.

 

¿Oportunidades sólo en enero?

 

También ten en cuenta que puedes empezar el reto en cualquier momento del año.

Es un reto de 52 semanas y de hecho sí está enfocado para empezarlo en enero; pero pensar que en enero es el único momento, que en las primeras semanas del año es el único momento en el que puedes empezar es bastante limitador….

Como pensar que las oportunidades sólo ocurren a principios de año.

Se puede seguir exactamente la misma estructura empezando en febrero, marzo o abril y además ahí vas a tener la ventaja de que si empiezas más adelante y con el calendario desplazado, esos importes finales de las últimas semanas no te van a caer en diciembre, y quizás te vayan a caer en un mes que te vaya mucho mejor.

Escoge tu los importes

Ahora que tienes la idea y supongo que has entendido cual es el funcionamiento y las ventajas que puede suponer, quizás estos importes que ya vienen fijados por el reto oficial, el empezar por 1€ e ir aumentando hasta los 52€ semanales se te escapan de tu presupuesto o igual al contrario, igual piensas que podrías ser algo más ambiciosa.

Esto queda completamente a tu albedrío y a tu libre disposición; de hecho yo he visto un reto muy, muy parecido que era con céntimos, pero era cada día.

El primer día empezabas ahorrando 1 céntimo, el segundo día 2 céntimos y cuando llegabas al día 365 del año estabas ahorrando 3,65€.

Eso es algo bastante asequible.

El importe final, claro está, era bastante distinto, creo que eran entre 600-700€ el importe final que acababas ahorrando pero WOW!  De tenerlos a no tenerlos ahorrados hay muchísima diferencia.

¿Cómo puedes hacerlo?

 

Con una jarra o un bote de cristal podrías ir guardando ahí el dinero y tenerlo en la cocina o en algún lugar visible para que te acuerdes de ir guardando el dinero; o bien puedes hacerlo por transferencia, haciendo una transferencia cada semana del importe.

Ambas opciones tienen pros y contras.

Si tú tienes el recipiente en casa a la vista, igual que te va a ser más fácil recordar que lo tienes que hacer, también va a ser mucho más tentador que recurras a él si en algún momento tienes que salir a comprar 2 cebollas y no tienes nada de dinero suelto encima.

Va a ser como muy fácil que recurras al bote para que cojas esos 2€ que te van a hacer falta.

Eso tienes que valorarlo tú.

En cambio la transferencia, el dinero ya no lo tienes a la vista, tú puedes haberte creado una cuenta y estar destinando ahí el dinero; con lo cual fuera de la vista, fuera del pensamiento, fuera de tentaciones PERO tienes que acordarte de hacer la transferencia cada semana o ir al banco a hacerla.

En cualquier caso puede ser un poco más laborioso que el bote.

Se me ocurre también, aunque ya perderíamos toda la gracia del reto, que podrías incluso automatizar la transferencia si tu banco lo permite, y dejar un importe fijo y cada semana ir separando a otra cuenta ese importe.

Bueno, es una forma de ahorrar que si nunca te habías planteado algo así la puedes implementar si no quieres adquirir el hábito, no tienes disciplina o prefieres tenerlo automático y QUE SE HAGA, aunque no esté tu esfuerzo consciente de por medio…. pues también es una opción.

 

Vincula con tus emociones

 

Lo que yo sí te diría es que en cualquier caso, escojas la opción que escojas, vincules el ahorro y el dinero que vas a obtener con un objetivo que sea gratificante para ti.

Piensa si lo vas a invertir en unas vacaciones, piensa si lo vas a invertir en cambiar los muebles del salón, si lo vas a invertir en cancelar una deuda…

Es muy importante vincular todas nuestras acciones con algo que nos emocione.

Si vas a iniciar el reto tómate un tiempo en pensar a qué podrías destinar todo este importe y seguro que eso te va a mantener mucho más motivada que si lo haces simplemente porque sí o porque has visto a más gente que lo está haciendo.

 

¡Te regalo unos imprimibles!

 

Si te ha gustado el método, si estás animada, si estás preparada para empezar a hacerlo, he preparado para ti unos imprimibles para que puedas realizar el seguimiento y puedas ir tachando los importes que vas ahorrando y todo lo que vas acumulando.

Podrás descargar los imprimibles a continuación:

[su_button url=»https://s3-eu-west-1.amazonaws.com/explorandolamaternidad/Reto52semanas/Reto52Semanas.pdf» target=»blank» background=»#bd1550″ color=»#ffffff» size=»7″ wide=»yes» center=»yes» radius=»5″ icon=»icon: download» icon_color=»#ffffff» text_shadow=»1px 1px 5px #626161″]Imprimible 52 Semanas[/su_button]

[su_button url=»https://s3-eu-west-1.amazonaws.com/explorandolamaternidad/Reto52semanas/Reto52SemanasInverso.pdf» target=»blank» background=»#bd1550″ color=»#ffffff» size=»7″ wide=»yes» center=»yes» radius=»5″ icon=»icon: download» icon_color=»#ffffff» text_shadow=»1px 1px 5px #626161″]Imprimible 52 Semanas Inverso[/su_button]

[su_button url=»https://s3-eu-west-1.amazonaws.com/explorandolamaternidad/Reto52semanas/Reto52SemanasEnBlanco.pdf» target=»blank» background=»#bd1550″ color=»#ffffff» size=»7″ wide=»yes» center=»yes» radius=»5″ icon=»icon: download» icon_color=»#ffffff» text_shadow=»1px 1px 5px #626161″]Imprimible 52 Semanas En Blanco[/su_button]



Espero que te vaya muy bien y no olvides volver para contarme en qué tienes pensado gastar todo el dinero que vas a ir ahorrando y cómo te está resultando el método, qué ideas y trucos te han venido para hacerlo más fácil y asequible 😀

About The Author

Neus Virgili

Licenciada en Psicología y madre de un niño. Sé por experiencia que la maternidad es un periodo vital muy intenso en el que florecen en nosotras sentimientos y emociones para los que nadie nos había preparado, pero se convierte también en una oportunidad única de desarrollo y crecimiento personal si sabemos darnos cuenta. Neus Virgili

Comments are closed.