¿La falta de tiempo y los problemas para organizarte te han convertido en una mamá gruñona e insatisfecha?

¡Eso vamos a cambiarlo!

El día a día de cualquier mamá tiene tantos retos como frentes abiertos:

  • Una casa por atender.
  • La necesidad de sentirte útil y productiva.
  • Una vida personal y profesional que lucha por sobrevivir.
  • Y un torrente inagotable de pensamientos e ideas creativas constantemente interrumpido por las necesidades y reclamos de los peques de la casa.

Te gustaría criar a tus hijos en primera persona, porque esta es tu forma de vivir la maternidad, sin embargo la experiencia no está siendo como imaginaste.

El ritmo frenético pero totalmente improductivo, las preocupaciones, la larga lista de tareas pendientes en la que nunca consigues avanzar...

El caos existente en casa no te deja disfrutar completamente del tiempo junto a tus hijos, cuando estás con ellos estás ausente, preocupada por todo lo que falta por hacer, y cuando por fin intentas adelantar algo de trabajo, ellos te reclaman y tienes que dejarlo todo a medias.

Las horas y los días pasan y sientes que intentando llegar a todo te estás dejando parte importante por el camino.

Sé por experiencia lo frustrante y desesperante que puede llegar a ser el sentir que lo intentas, lo intentas, lo intentas, pero no llegas a nada... 

Así que me alegra tenerte aquí porque mi misión es ayudarte a organizar tu mente, tu tiempo y tu vida para que puedas disfrutar de tus hijos en primera persona.

Empezar por recuperar el control sobre tu tiempo es sólo el primer paso, porque cuando una mamá crece y se desarrolla, toda su familia prospera; y porque para que tus hijos crezcan felices y confiados la mejor compañía que pueden tener es una mamá feliz y satisfecha con su vida.

HABLAN DE MÍ EN...